QUIERO LEER UNA ENTRADA AL AZAR

8 feb. 2010

Tetuán cumple 150 años (Historia de Tetuán I)

Está hecho un mozo este Tetuán. El 11 de mayo va a cumplir su siglo y medio y habrá que celebrarlo. Para ello, he decidido empezar a recorrer en breves posts una historia de Tetuán por entregas, como si se tratara de una novela decimonónica, de esas que se recortaban de los periódicos y revistas y se iban coleccionando.

Empezaré por su nacimiento: 11 de mayo de 1860. Las tropas vencedoras de la guerra de África, bajo el mando del general O'Donnell vuelven a España tras la firma del tratado de Paz. Acampan en lo que entonces se conocía como la Dehesa de Amaniel, que ocupaba la práctica totalidad del actual distrito de Tetuán y se extendía más allá, hasta las zonas que hoy se conocen como Peñagrande, Montecarmelo y Puerta de Hierro. Recibe, por ello, el nombre de "Tetuán de las Victorias". (Por cierto, os recomiendo una película en la que aparece de trasfondo esta guerra de África: "Adiós cordera", basada en el cuento homónimo de Clarín).

Para dar servicio a los soldados empezaron a instalarse multitud de comerciantes. La zona creció tan rápido que en cinco años ya aparece descrita así en la Crónica de la provincia de Madrid de Cayetano Rosell: "si continúa como ha empezado será en breve punto de consideración, al cual concurren diariamente, y sobre todo los domingos y días festivos, multitud de ómnibus que parten desde la puerta de Bilbao, conduciendo gente a los merenderos que existen en aquel sitio." En su recorrido, los ómnibus y los tranvías de mulas subían por el camino de Francia (lo que es hoy Bravo Murillo) que llevaban a cientos de familias a pasar el día y avituallarse de enseres y viandas a precios más baratos que los de la Corte.

¿Qué os parece? A mí esta imagen del nacimiento de Tetuán se me pinta muy similar a la que observo hoy en día. Tetúan había nacido como un barrio de paso, de búsqueda, un arrabal bullicioso, desordenado y populachero.


Foto: Grabado procedente del Museo Municipal que muestra a Isabel II pasando revista a las tropas de O'Donnell en la Dehesa de Amaniel  

Bibliografía: Aparisi Mocholí, Antonio. Madrid - Tetuán. Madrid: Espasa-Calpe, 1980.

3 comentarios:

daniel dijo...

Me parece muy interesante esto de la historia de tetuán, y lo que apuntas en referencia a la similitud de la actualidad con su nacimiento.
Ando reflexionando sobre la "identidad" del barrio y la historia es sin duda la clave.
LLama sin enbargo la atención, que en la antiguedad fuese un lugar de recreo, sin duda debia ser muy agradable un espacio con vegetación, orientado al atardecer.
Puedo imaginar miles de historias entre meriendas, praderas, encinas y rayos de sol anaranjados...

BeaBurgos dijo...

Bueno, en la Dehesa de la Villa (que es lo que se ha conservado de esa antigua Dehesa de Amaniel) de hecho es así... mira hacia el oeste y cuando hace buen tiempo es una gozada ir a hacer picnic y a tomar el sol. Un abrazo!

Anónimo dijo...

me parece interesantisimo estas paginas ,y me ayudana ir componiendo el rompecabezas de la historia del barrio.
el puente amaniel,se llamava a esa bajada tan pronunciada que existe en la calle pablo iglesias ,al principio de la dehesa ,por la parte de los ferroviarios ,que sale al CERRO DE LOS LOCOS )creo que se podia hacer un articulo,de la gente de dicho cerro.
yo me acuerdo de las huertas que habia por la parte de san restituto,por la que pasaba el canal de isabel .y las mujeres tendiendo la ropa en la calle jajaj