QUIERO LEER UNA ENTRADA AL AZAR

23 abr. 2010

Leopoldo de Luis: el poeta de Tetuán

Si decimos madera, se oye el viento
poniendo entre los árboles su música,
como cuando al nombrar el pan nos llega
un vaho caliente de la mies madura
y al decir vino es un otoño claro
lo que nos toca con su mansa lluvia.

En el ala del nombre cada cosa
trae el olor de una sustancia pura,
la lejana verdad de su materia,
los cálidos cimientos que la fundan.

Como filóloga que soy, no he podido resistir la tentación de repetir estos versos del poema "El nombre de las cosas" sobre la esencia de las palabras, y como hoy es el Día del Libro, quería regalar a mis lectores un libro, una reseña o una visión de Tetuán en la literatura, pero os he traído algo mejor: estos versos y un resumen de la vida de este gran poeta Leopolodo de Luis, quien vivió en nuestro barrio.

Hace un tiempo leí que la Junta de Tetuán había pensado instalar en la fachada de la calle Pamplona 28 una placa conmemorativa en honor al poeta Leopoldo de Luis, que vivió aquí. Allá me he ido hoy, en vano, a buscarla: placa no hay. Por ello, he decidido acercarme a la Plaza del Poeta Leopoldo de Luis, que está un poco más abajo, tirar unas fotos y contaros un poquito sobre él para que lo conozcáis mejor.

Leopoldo de Luis nació en Córdoba en 1918, estudió magisterio en Valladolid y vivió prácticamente toda su vida en Tetuán - Madrid. Durante la guerra se alistó en el ejército republicano y trabó amistad con otros poetas como Miguel Hernández y León Felipe. Después de sufrir 3 años de cautiverio (de 1939 a 1942), empezó a publicar sus poemas en diferentes revistas (Garcilaso, Espadaña, Revista de Occidente) y en 1946 su primer libro, Alba del hijo, al que seguirían una treintena y entre los que destaca Igual que guantes libres (1979). Además, la literatura española le debe su irreemplazable labor de  antologista y biografista de los grandes poetas del siglo XX español, como Antonio Machado, Vicente Aleixandre, Miguel Hernández y mi poeta favorito: León Felipe. A lo largo de su vida recibió muchos premios, aunque probablemente de todos el que recibió con más cariño fue el de "Hijo Predilecto de Andalucía", en el año 2004. 
Hace apenas cinco años que murió, casi centenario, y en Tetuán lo recordamos con una plaza a su nombre, prácticamente la única que existe en toda la zona de Estrecho, que a pesar de escasear en belleza, abunda en asueto. En ella, además de un libro abierto con su imagen y su nombre, encontraréis toda su colección de libros en formato, como veis, "marmolado".


Libros del poeta Leopoldo de Luis. Foto: BeaBurgos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, me llamo Laila. Me encanta tu blog!

Aceituna dijo...

Enhorabuena por tu blog. Voy a leer a este poeta. No conocía esta plaza. Gracias!