QUIERO LEER UNA ENTRADA AL AZAR

25 feb. 2010

Desalojo de La Enredadera

Finalmente la Enredadera ha sido desalojada. Para los que no sepan muy bien de qué va, les remito al post que escribí hace unos días sobre este centro social, que había aparecido en las noticias de Rtve. En él hablaba de algunas de las actividades (como el bicilab), del Carnaval Popular y del anunciado desalojo que pendía sobre ella.


Sobre las 11:30 de la mañana de hoy ha empezado el desmantelamiento del centro y algunos vecinos que lo han visto o bien que han caído por allá por casualidad (porque iban, por ejemplo, a tomar clases de inglés o de español), se han acercado por la tarde para echar una mano a recoger lo que se pudiera salvar.


La vida de este edificio que había sido abandonado hasta que se ocupó para darle un cometido social no dependía en sí de los efectos materiales que se encontraban en su interior (muebles, bicicletas, ollas, libros, pequeños electrodomésticos, ropa vieja) pero sí había objetos que quienes pusieron alguna vez un pie en La Enredadera quisieron salvar del desahucio: una máquina de coser Singer, altavoces, un equipo de música, un calefactor, un proyector de diapositivas, un panel de anuncios, una mesa de mimbre...


Mientras los albañiles enladrillaban ventanas y soldaban puertas, los vecinos recogían con parsimonia lo primero que se les ocurría que podría hacer falta en otro lugar. Todo esto sucedía bajo la atenta mirada de unos policías de lo más conciliadores y de un dueño que, al parecer, ha señalado que daría otra ocasión para llevarse el resto de las cosas.


Finalmente, entre tanta confusa serenidad, alguien tuvo la genial idea de salvarla a ella, a la enredadera, para que siga creciendo en algún otro lugar.


Lo que se salvó de la Enredadera con la enredadera.  Foto:BeaBurgos