QUIERO LEER UNA ENTRADA AL AZAR

10 feb. 2010

Devórame otra vez...

Corría el año 1988 cuando un puertorriqueño bajito, poco agraciado y con la voz un poco nasal puso de moda aquello de "Ven, devórame otra vez..." probablemente el tema de salsa más romántico, más sensual y más bailado de la historia de España. Lalo Rodríguez, que así se llamaba el salsero en cuestión, es, a mi modo de ver, el gran culpable de que la salsa (y con ella también la música latinoamericana, que había dejado de escucharse en aquellos años 80 en que dominaron los grupos de pop españoles y anglosajones) entrara por fin con fuerza en España.


Veinte años más tarde, en un rincón de Tetuán, suena todos los martes ese mismo ritmo cadencioso de la salsa del gran Lalo. Estoy en el Centro Socio-Cultural Tetuán. Aquí es donde me reúno con los vecinos a bailar. En el centro, como en tantos otros del distrito, ofrecen cursos estupendos a muy buen precio, entre ellos "Bailes de salón y ritmos latinos", que es al que he venido hoy.


De acuerdo, digamos que el sitio no es el lugar más romántico para marcarse una salsa pegadita. Es cierto, le sobra luz y espacio y le falta una buena dosis de je ne sais quoi, pero aquí me siento parte y partícipe de un lugar en el que no sólo tengo un piso, sino también un vecindario. Digamos que es un sitio en el que todo el mundo cabe, de la edad y el aspecto que sean, todos son bienvenidos. Digamos que es un sitio en el que siento que se puede "hacer barrio".


(Ah, ¡por cierto! no os perdáis el enlace que he puesto al vídeo en youtube. Pinchad en el título de la canción arriba... ¡no tiene desperdicio!)


Centro Socio-Cultural Tetuán. Foto: BeaBurgos

No hay comentarios: