QUIERO LEER UNA ENTRADA AL AZAR

17 ene. 2013

¿Se ha perdido el espíritu bloguero?

"Las redes sociales van a acabar con los blogs". Lo oí hace 2 años y me costaba creerlo. De hecho, en estos últimos años he visto nacer blogs como champiñones, especialmente los dedicados a Madrid.

Las redes sociales, ya es evidente, no han acabado con los blogs, pero me atrevería a decir que sí han asfixiado el espíritu bloguero. Es más, casi me atrevería a ponerle una fecha, el año 2010, como el del gran cambio.

Ese año fue precisamente el mismo en que yo creé este blog, concretamente el 22 de enero, y creo que pude sentir las mieles del sentir al que me refiero por poco tiempo. No es que haya desaparecido por completo, pero ha pasado a un segundo plano.

¿A qué te refieres con el "espíritu bloguero"? me preguntaréis. Es difícil de definir, y quienes escribís en blogs seguramente tenéis una apreciación al respecto, cada uno diferente. Para mí, tiene que ver con la comunicación regular entre blogueros, que habitualmente se hacía a través del blogroll, la suscripción por RSS y los comentarios. ¿Habéis notado una disminución en la frecuencia de comentarios, actualizaciones o visitas a otros blogs?
Encuentro de blogueros de Madrid, "Madroñosfera" en noviembre del 2010



Cuando empecé a escribir este blog una de las primeras cosas a las que dábamos importancia era al blogroll, es decir, a esa serie de enlaces que añadimos en nuestras columnas para recomendar a nuestros lectores que lean otros blogs. Los que nacieron antes del 2011 le dieron especial importancia a su blogroll y en mi caso, en el que destaco el titular de la última entrada de cada blog, me servía para estar al tanto de lo que actualizaban. Cada día entraba aquí, buscaba en la columna de la derecha lo que escribían otros y me acercaba por su blog a leerles y dejarles un comentario.

Los comentarios es otro de los aspectos que las redes sociales han asfixiado. El 2010 fue el año del boom en el uso de Twitter y Facebook en nuestro país. Todos nos lanzamos a crear nuestros perfiles, a conseguir "seguidores" y "fans", los cuales ahora dejan comentarios en nuestros perfiles y páginas, o nos hablan directamente en Twitter pero muchas veces ni se pasan por nuestro blog o lo hacen de puntillas, sin pararse a dejar un comentario. Dicen que les da vagancia, que es más complicado que comentar en las redes sociales... A mi modo de ver, finalmente nos perjudicamos al comentar en las redes y no en el blog porque éste es nuestro espacio, aquí sí reunimos a la comunidad y aquí los comentarios permanecen para que los lean otros futuros lectores, en cambio en las redes se pierden.

Los blogs son aglutinadores, las redes favorecen el movimiento contrario: dispersan la información. Además de que se pierden los comentarios de nuestros lectores han provocado que los blogueros dediquemos mucho tiempo a nuestra cuenta de Facebook y de Twitter y dejemos en un segundo plano esa tarea cotidiana de visitar a los blogs amigos para leerlos con calma y comentar. También ha provocado que dejemos de suscribirnos a través de feeds y en cambio lo hagamos a las cuentas en redes, lo que supone que en muchas ocasiones acabamos perdiéndonos la reflexión más compleja - la que se puede plasmar en una entrada de post - por estar más comunicados.

No quiero echar pestes sobre las redes sociales, puesto que son herramientas que nos facilitan el acceso a la información y la comunicación a diario, pero me planteo si el hecho de que nos hayamos volcado en alimentar nuestras cuentas en redes sociales ha provocado que perdamos ese espíritu bloguero que nos animó en su día a abrir un blog.

Personalmente lo siento así, y aunque encuentro cada día muchos blogs que mantienen el mismo espíritu con el que nacieron por allá por el 2006, 2007, 2008... - a los que admiro cada día más dicho sea de paso - también me encuentro cada día menos comentarios de los lectores y menos visitas de otros blogueros, por no hablar de demasiados blogs de reciente creación que no aportan nada, que no se suscriben, no comentan, no enlazan. Por todo ello, me pregunto, ¿se ha perdido el espíritu bloguero?

3 comentarios:

Ricardo Márquez dijo...

Hola Bea,
Interesante reflexión. Creo que las redes sociales son un complemento más a los blogs, o al menos yo los utilizo así por el formato que tenemos en Historias Matritenses, artículos muy largos y elaborados. Quizás a los blogs de noticias diarias si que les está haciendo daño (creo que un principio los blogs eran eso, un par de párrafos y una foto). Ninguno de nuestro artículo sería factible de poner en una red social integro, si anunciarlo para que lo vean.

Si hay que admitir que los comentarios son más fáciles de poner en la red social que en el blog, por el simple hecho que ya entras identificado, mientras que en el blog con las palabras de verificación y demás la gente se espanta, o sencillamente no saben o no quieren perder tiempo.

Cada cosa tiene sus ventajas,.... pero mientras tengamos algo que ofrecer debemos de seguir... ¿o no?.
Saludos

Bea Burgos dijo...

Pues claro, Ricardo... los blogs son indispensable y en especial en casos como el vuestro, uno de los mejores blogs de Madrid sin duda alguna. Simplemente es que me da algo de pena que los comentarios se pierdan en las redes. En los blogs quedan "para la posteridad" y en las redes otros lectores no se enterarán nunca de lo que comentaron hace tiempo los demás.

Ricardo Márquez dijo...

Tienes toda la razón Bea. Yo lo que más utilizo es Facebook y con los últimos cambios los comentarios se pierden en la imensidad de la página. Aun así es mucho más fácil hacer comentarios en las redes y son más identificables. En los blogs es algo más lioso, además que tenemos que evistar el spam.
Un saludo