QUIERO LEER UNA ENTRADA AL AZAR

28 may. 2012

¿Cuál es el mayor enemigo del hombre?

Domitila Barrios.
Foto: Vivir de buena gana
En 1937 nacía una niña que se convertiría en una de las mujeres más extraordinarias de Latinoamérica: Domitila Barrios. Cuando la minería era una labor reservada a los hombres, Domitila era de las pocas mujeres que ejercía esta dura labor, a mano. 

Generalmente se trataba de mujeres viudas o huérfanas de mineros (en ocasiones, dependiendo de cada mina, podían trabajar cuando su marido estaba vivo) a quienes se les concedía, a modo de favor, continuar la labor de su marido o padre fallecido para que sus hijos no murieran de hambre.

La comunidad minera fue una de las más reprimidas durante los gobiernos dilctatoriales que sufrió Bolivia a lo largo del siglo XX (más de 20 años de dictaduras a lo largo de las décadas de los 60 a 80), y Domitila una de las primeras mujeres líderes de los movimientos mineros. Su lucha incansable se vería recompensada con un reconocimiento, la Medalla al Mérito Democrático por su contribución al restablecimiento de la democracia en Bolivia, que recibió en 2007.


Hace poco más de dos meses, con 74 años, fallecía Domitila Barrios, una noticia que pasó prácticamente desapercibida en los medios españoles, pero el otro día, en su visita a España, Eduardo Galeano no se olvidó de ella durante la presentación de su último libro en Casa de América. 

Galeano recordó aquellas palabras de Doña Domi que ya son, podríamos decir, patrimonio de la humanidad: " Nuestro enemigo principal no es el imperialismo, ni la burguesía. Nuestro enemigo principal es el miedo, y lo llevamos dentro”.