QUIERO LEER UNA ENTRADA AL AZAR

4 may. 2012

El acordeonista de Tetuán ilustra The Economist

Lo más pequeño y cotidiano puede llegar a ser la metáfora de una nación. 

España en crisis, el paro en aumento y el mundo se hace eco de nuestro desamparo.

¿Os podríais imaginar que un semanario leído a nivel mundial iba a fijar su atención en algo, en principio tan insignificante, como nuestro barrio para ilustrar tamaña miseria? Ahí lo tenéis: Es el acordeonista incansable, el que nos regala todos los días su música.

Fuente: The Economist

Hace casi dos años escribí este pequeño post dedicado a él:

"Si caminas Bravo Murillo calle arriba calle abajo en algún punto seguro que te encontrarás con el acordeonista incansable. Yo lo llamo así porque no conozco su nombre. No conozco su nombre pero sí su sonrisa y la música que sale de sus dedos como un río en época de deshielo. Como por arte de magia, la cara más amarga de Tetuán, el tráfico, la crisis, la hipoteca, la chatarra, la melancolía otoñal, desaparece cuando el acordeonista incansable te mira y te regala su sonrisa."

Foto: BeaBurgos
Hoy, me impresiona que nuestra nada cotidiana sea compartida con millones de lectores de todo el mundo. Tan solo una aclaración debería hacer a tan reconocida publicación: el pie de foto reza "A madrileño's lament". El acordeonista incansable no es madrileño y jamás, jamás, se lamenta.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo le tuve a él de vecino y a toda su tropa y cuidado..
Cuidado!.....

raulgom dijo...

Creo haber visto a este señor en Bravo Murillo, muy simpático. me gusta, sobre todo la primera foto dandole contexto al músico.

saludos