QUIERO LEER UNA ENTRADA AL AZAR

10 abr. 2011

Una tarde de ovarios

Pintada en la Iglesia de Villaamil. Foto: BeaBurgos

Hay muchas maneras de entender el feminismo: desde las posiciones más radicales capaces de justificar un acto de vandalismo hasta las más moderadas, que paso a paso van conquistando mejoras para la vida de las mujeres. El jueves pasado viví una tarde de ovarios. Sin comerlo ni beberlo me encontré navegando entre ambas posturas, tratando de entender la posición de la mujer en la sociedad y si esa lucha que comenzaron muchas en los años 70 aún tiene sentido.

Alguien me llamó para informarme de las pintadas que habían aparecido sobre la Iglesia de Villaamil. Al parecer no es la primera vez que mensajes de este tipo aparecen por el barrio de Tetuán. La imagen que abre este post no ocupaba la fachada frontal de la iglesia, sino la cara sur de la misma, la de la calle Cenicientos, menos transitada, como queriendo acaparar algo de protagonismo, pero no todo. Otra de las pintadas que aparecía a su lado era esta que cuelgo aquí:

Pintada en la Iglesia de Villaamil. Foto: BeaBurgos

La casualidad quería que ese jueves tuviera una cita en la Asociación de vecinos Ventilla-Almenara para ver un interesante documental titulado "La luna en ti". En él, Diana Fabiánová pretendía profundizar en el significado de la menstruación femenina. Para ello viajó a Chicago, a Australia, a Brasil, a España... se entrevistó con ginecólogos, profesoras de danza, sociólogos.

Diana entrevista además a varios hombres en la calle: ¿Qué es para ti la menstruación? les pregunta. "Una cosa fea, asquerosa, suciedad", contesta uno mientras limpia a su caballo frente a la Catedral de Sevilla. ¿Cómo es posible que exista tanto tabú alrededor de una función fisiológica tan natural? ¿Por qué se ve como algo sucio?

Uno de los grandes aprendizajes que extraje de este documental es que los hombres tienen la misma variación de humor en un mes, solo que las mujeres pueden predecir cuándo les va a cambiar el estado de ánimo, otro es que a la gran mayoría de las mujeres no les importaría no menstruar y por último... ¿sabiais que cuando tomamos la píldora la hemorragia es artificial, inducida, que es una regla falsa cuyo único objetivo es imitar el ciclo biológico?

Proyección de documental "La luna en ti". Foto: BeaBurgos

Salí dándole muchas vueltas al documental y a las fotografías que había tomado horas antes en la Iglesia de Villaamil: ¿Cómo es posible que personas con una visión tan necesaria de la justicia social hacia la mujer la manifiesten de una manera tan diferente? ¿Logrará alguna sus objetivos de concienciar a la población? o bien hablar de la menstruación, recrearse en la sangre, pintar las paredes de una iglesia ¿pueden provocar precisamente el efecto contrario en la sociedad, es decir, el rechazo del feminismo?

En la proyección del documental, entre unos pocos hombres y un nutrido grupo de mujeres en proceso de menopausia o post-menopausia, éramos pocas las mujeres presentes que aún vivimos cada mes con la dichosa visita de nuestra amiga "la roja", como solíamos llamarla en la adolescencia. ¿Será que el feminismo ya está pasado de moda, que ya no interesan estos temas, o bien que sigue siendo un tabú, una especie de suciedad de la que además no es necesario hablar?

Volví a casa caminando con todas estas ideas en la cabeza, la luna estaba recogida, mínima, escueta. Paré en seco en Marqués de Viana para disfrutar de ese momento a solas con la luna. Al día siguiente descubrí con alegría la visita regular de "la roja" y no, no voy a acabar con el tópico de "me gusta ser mujer", sino con un "uf, qué alivio", mi amiga no falló esta vez.

No hay comentarios: